Tags: Abogados

Federico Díaz: “la oralidad acercó la justicia a la gente”

Federico Díaz: “la oralidad acercó la justicia a la gente”


Federico Linardo Díaz es abogado dedicado al Derecho Civil, también es secretario de la Secretaría de Planificación e Innovación de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Tucumán.

El abogado reflexionó acerca del paradigma de la oralidad: “Tuve la suerte de participar en el movimiento que se generó alrededor de la oralidad de los procesos civiles, que seguro avanzará probablemente a otros fueros”, señaló.

El proyecto de la implementación de la oralidad civil busca que los juicios en materia civil y comercial tramiten a través de dos audiencias, ambas dirigidas personalmente por el juez.

Los objetivos son reducir los plazos del proceso, que duran en promedio cinco años; aumentar la calidad de las decisiones jurisdiccionales e incrementar la satisfacción de los usuarios.

Con respecto a esto, Federico Díaz, expresó que esta vivencia es muy positiva ya que el juez tiene una posición muy activa, donde asume la conducción de la justicia, tiene un resultado directo en el tiempo del proceso. “Se acelera al máximo todas las instancias, la del sorteo del perito, por ejemplo, o de las pruebas”, agregó

A raíz de esto, recuerda un caso que le tocó llevar adelante, el de una demanda por daños y perjuicios hacia un Jardín de infantes, por las lesiones que tuvo una niña en una clase de cocina y en la que los padres ya venían litigando hace tres años.

A pesar de no haber tenido sentencia porque es reciente, rescata que la oralidad le dio un valor importante a este juicio.

“En este marco, si el proceso hubiera sido escrito hubiera ido por canales objetivos y los padres no hubieran tenido la oportunidad de poder expresar sus enojos”, explicó el abogado.

Sostuvo también que la justicia con el tiempo se fue volviendo un proceso de papeles y expedientes, donde los abogados hablan por la gente y los jueces a través d papeles. Señaló que este giro logró acercar la justicia a las personas: “más allá de la sentencia, el resultado fue positivo porque mis clientes pudieron explicar lo que sintieron y ambos estuvieron presentes con participación activa” sostuvo, además agregó que en esta circunstancia el reparo económico queda minimizado a comparación de lo sucedido.

“Esto genera un proceso reparador, es gratificante para el cliente el sólo hecho de poder expresarse, no es lo mismo manifestarle a tu abogado y que la contraparte te conteste por escrito que estar presente, conocer a todos los involucrados y participar activamente”, concluyó.

 

                                                                    



Fuente: www.abogadostucuman.com